Resolución de conflictos en el aula: ¿Cómo abordan los problemas los adolescentes?

04/08/2015

Durante la adolescencia, los jóvenes enfrentan  situaciones que puede vulnerar su integridad, y muchas veces, ni siquiera están conscientes de ello.
El trabajo de los orientadores educativos cobra vital importancia, pues ellos representan una guía, no solo en aspectos académicos, sino en planos personales y profesionales.

Según datos de la Secretaría de Educación Pública (SEP), el 24% de los niños y jóvenes de educación básica y media superior sufren algún tipo de acoso escolar.

También señalan que 32% de los menores de 15 años, afirman ser víctimas de maltrato en la escuela; más de 15% asegura ser insultado y 13% dijo ser golpeado por sus compañeros, al menos una vez durante su instancia en los centros escolares.

En la entrevista para Educaweb México, Edgar Valdez Anaya, orientador educativo del  Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep), explicó que al no tener aún desarrolladas ciertas habilidades para desenvolverse frente a los diversos obstáculos que la vida presenta, los jóvenes suelen elegir caminos erróneos, lo que compromete todo su proyecto de vida.

Ante ello, subrayó que siempre se ha tenido la idea errónea de que la orientación educativa sólo es un elemento auxiliar de los centros escolares para ayudar a los jóvenes a decidir una carrera, sin embargo, eso va más allá, pues la verdadera función es la de acompañar al estudiante, sobre todo a quienes atraviesan la etapa adolescente, a formar y descubrir nuevas rutas de desarrollo.

Valdez remarca la importancia de ayudar a los jóvenes a resolver problemas interpersonales, lo cual, últimamente ha cobrado gran importancia con el tema de la violencia.

"La orientación educativa no sólo ayuda a los jóvenes a saber qué quieren estudiar, sino que debe ayudar a enseñarles a canalizar sus emociones, habilitarlos para comprender de dónde vienen sus reacciones y mejorar sus habilidades para resolver sus conflictos", agregó.

La Encuesta de Violencia, Tolerancia y Exclusión, realizada por la SEP, señaló que en nuestro país, 7 de cada 10 jóvenes que estudian a nivel bachillerato, han sufrido o sufren algún tipo de agresión, no sólo por parte de sus compañeros, sino que también se han detectado acciones violentas por parte de profesores.

Es por ello que Valdez concluye que se necesita de grandes esfuerzos de comunicación y comprensión por ambas partes, pues sólo así puede haber empatía y resolver los problemas juntos.

Bajo este panorama, la Secretaría de Educación Pública puso en marcha la página de web de Acoso Escolar y la línea telefónica de atención personalizada para atender, prevenir, denunciar y dar información sobre este fenómeno que se presenta en diversos centros escolares del país.

En la web se explica a los profesores la importancia de este fenómeno y a los padres de familia cómo identificar las señales de que su hijo puede sufrir acoso, con el objetivo de auxiliarlo.

Algunas de las recomendaciones que señalan, es para que la familia reconozca que su hijo tiene algún problema y platiquen con el menor, que asuman que el acoso no es normal ni debe justificarse, así como mantener la calma, no enojarse y darle la importancia debida.

Además les sugieren hacer sentir al menor que su familia lo protege como parte fundamental para que confíe en los papás y hable del problema, que se desahogue sin juzgarlo, ni interrumpir sus relatos. Tampoco, señalan, es bueno exigir explicaciones de por qué lo permite.
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último