Reparador de aparatos electrodomésticos

Descripción
Los reparadores de aparatos electrodomésticos reparan y mantienen electrodomésticos tales como lavadoras, lavavajillas, alarmas, estéreos, vídeos, batidoras, licuadoras, refrigeradores, antenas, microondas, etc. Pueden reparar los aparatos en los hogares de los clientes, o pueden trabajar siempre desde un taller.
Actividades laborales
Cuando un electrodoméstico grande, como por ejemplo una lavadora, se estropea, los reparadores se desplazan al hogar del cliente. Detectan el error y se lo comunican al cliente.

Pueden trabajar con aparatos como televisiones, teléfonos, refrigeradores, alarmas, planchas, batidoras, reproductores, alarmas, etc, que tengan piezas defectuosas o bien, que requieran un cambio de piezas o, incluso una reparación de todo el sistema de funcionamiento.

Algunos electrodomésticos disponen de sofisticados sistemas informáticos y electrónicos. El reparador puede utilizar equipos informáticos portátiles de diagnóstico para detectar la avería.

Para reparar el aparato, pueden limpiar las piezas mecánicas, o quitar y reemplazar las partes dañadas. Si no puede reparar el aparato, se lo lleva de nuevo a un taller para realizar pruebas complementarias. Puede que tenga que pedir una pieza de repuesto y volver a ensamblarla al día siguiente. También da estimaciones del coste de la reparación, tanto de las piezas de repuesto como de la mano de obra.

Los reparadores suelen ser responsables de un área en concreto. Se mantienen en contacto con el taller o la oficina mediante celular. Por ejemplo, pueden llamar al personal de taller para pedir una pieza de recambio, o pueden llamar a la oficina para consultar posibles visitas futuras.

También pueden hacer el mantenimiento rutinario de electrodomésticos.

Los clientes pueden llevar pequeños electrodomésticos a un taller para su reparación. El trabajo del reparador puede ser complejo y requerir mucho tiempo. En algunos casos, pueden tener que enviar el aparato de vuelta a su fabricante.

El trabajo puede implicar levantar objetos pesados, trabajar de rodillas, es por ello que, los reparadores deben seguir los procedimientos de salud y seguridad para evitar lesiones en la espalda. Pueden disponer de un carro especial para ayudarles a levantar material pesado.

Los talleres de reparación suelen estar sucios, por lo que los reparadores usan monos o uniformes de trabajo. Deben llevar encima una tarjeta de identificación.

Los reparadores que trabajan a domicilio suelen tener un vehículo de la compañía para viajar de un lugar a otro dentro de un área local.
Perfil profesional
Un reparador especializado en electrodomésticos necesita:
  • Disfrutar solucionando problemas.
  • Habilidades prácticas, así como la comprensión de los planos técnicos, manuales de servicio y diagramas de circuitos.
  • Ser capaz de trabajar con seguridad a la hora de manipular circuitos de la electricidad.
  • Ser cortés, amable y servicial cuando visitan a los clientes en sus hogares.
  • Buenas habilidades de comunicación para explicar las reparaciones con claridad a los clientes.
  • Ser capaz de asumir responsabilidades a la hora de realizar el diagnóstico de las reparaciones y los pedidos de piezas, ya que por lo general trabajan por cuenta propia.
  • Unos dedos ágiles, ya que algunas tareas pueden ser muy minuciosas.
  • Paciencia en el diagnóstico de problemas.
  • Trabajar con rapidez y a veces bajo presión.
  • Estar físicamente en forma para levantar y mover aparatos pesados (siempre siguiendo los procedimientos de seguridad e higiene y el uso de equipo especializado de elevación cuando exista).

Competencias
  • Aptitudes para trabajar en el servicio al cliente.
  • Buena forma física.
  • Busca los fallos y lleva a cabo las reparaciones en el equipo.
  • Calcula costes.
  • Capaz de trabajar bajo presión.
  • Capaz de trabajar con rapidez.
  • Capaz de trabajar solo.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades sociales.
  • Habilidades técnicas.
  • Habilidoso con las manos y los dedos.
  • Ojo para el detalle.
  • Presta una atención especial a la normativa en seguridad y salud.
  • Realiza desplazamiento de ámbito local.
  • Realiza tests.