Instalador de alfombras

Descripción
Los instaladores de alfombras visitan hogares, oficinas y comercios para acondicionar suelos e instalar cubiertas, tales como alfombras, vinilos y suelos de madera. Algunos instaladores de alfombras también deben calcular la cantidad y el coste de la cubierta.
Actividades laborales
Además del ajuste de las alfombras en hogares, los instaladores de alfombras también pueden instalar otros tipos de revestimientos, ya sea en suelos de establecimientos, oficinas, escuelas, hoteles, centros deportivos y otros edificios.

La jornada de trabajo comienza en el almacén o el establecimiento, donde los instaladores de alfombras recogen los revestimientos para el suelo que el cliente ha pedido y los cargan en el vehículo.

Cuando llegan a las instalaciones o al hogar del cliente, lo primero que quizá deban hacer es mover los muebles para dejar al descubierto el suelo. A continuación, puede que tengan que eliminar revestimientos viejos y preparar la superficie del suelo.

En primer lugar, pueden instalar un aislante ignífugo o similar, mediante el uso de un pegamento especial. A continuación, miden y cortan el revestimiento elegido para adaptarlo a la superficie, de forma que el patrón coincida a la perfección con el área que se debe cubrir.

Las cubiertas tienen que cortarse y colocarse en el suelo con cuidado para que se ajusten exactamente a la forma del espacio. Los instaladores de alfombras usan pegamento, cintas, tachuelas, barras de agarre (bordes con clavos para que la alfombra no se deslice) y herramientas especiales para instalar los revestimientos.

Si se tiene que cortar la alfombra en distintas piezas, los instaladores deben unirlas con cuidado para que los bordes no queden visibles. A veces tienen que limar los bordes de las puertas, o bien quitarlas y volver a colocarlas para que se abran y se cierren correctamente una vez colocada la alfombra nueva.

Algunos instaladores, especialmente los que trabajan por cuenta propia o para una pequeño negocio de alfombras, ayudan a los clientes a elegir los revestimientos más adecuados, a medir el espacio y a estimar la cantidad de revestimiento necesario para cubrir una superficie determinada. En las tiendas más grandes estas tareas a menudo las realiza un un vendedor especializado.

Los instaladores de alfombras en casas particulares suelen trabajar por cuenta propia o asociados con otra persona.
Perfil profesional
Un instalador de alfombras necesita:
  • Estar en forma, y ser fuerte y capaz de arrodillarse, agacharse y levantarse.
  • Ser capaz de trabajar sin supervisión.
  • Ser habilidoso con las manos y capaz de utilizar herramientas para cortar y montar.
  • Ser capaz de prestar atención a los detalles y trabajar con cuidado y precisión.
Un instalador de alfombras deberá tener:
  • Un trato educado y agradable con los clientes.
  • Habilidades numéricas para medir y estimar la cantidad de revestimiento de suelos necesaria.
  • Un permiso de conducir, esencial si se trabaja por cuenta propia.
Este trabajo no es adecuado para personas con problemas cutáneos o alergias que les impidan trabajar con diferentes tipos de tejidos. Asimismo, el trabajo implica el uso de productos adhesivos, por lo que podría no ser adecuado para personas con problemas respiratorios.
Competencias
  • Agradable.
  • Aptitudes para trabajar en el servicio al cliente.
  • Capaz de levantar y cargar objetos pesados.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Capaz de trabajar sin supervisión.
  • Capaz de utilizar herramientas.
  • Carga alfombras en el vehículo.
  • Coloca moquetas de modo que encajen en las habitaciones a la perfección.
  • Combina muestras con cuidado.
  • Cuidadoso.
  • Educado.
  • En forma físicamente.
  • Fuerte.
  • Habilidad para el manejo.
  • Habilidad para los números.
  • Habilidades prácticas.
  • Licencia de manejo completa.
  • Mide y corta recubrimientos de piso.
  • Mueve muebles y retira moquetas viejas.
  • No padece enfermedades de la piel, problemas respiratorios ni alergias.
  • Preciso.
  • Prepara el suelo para enmoquetarlo.
  • Retira, recorta y vuelve a colocar puertas.
  • Utiliza cola, cinta adhesiva, tachuelas, cola, tapas, tachuelas, barras fijadoras y herramientas especiales.
  • Visita hogares, oficinas y otras instalaciones comerciales.