Empleado de limpieza

Descripción
Los empleados de limpieza limpian tiendas, hospitales, escuelas o fábricas, entre otros establecimientos de similares características. Utilizan equipos, industriales o no, así como productos químicos para la limpieza. La mayor parte de este trabajo se lleva a cabo durante la madrugada, tardes o fines de semana.
Actividades laborales
Los empleados de limpieza trabajan en distintos lugares, en el matenimiento e higiene de los establecimientos.

Muchas de sus tareas o dependen de la empresa por la que trabajan y de los estándares establecidos por el empleador. Sin embargo, la mayoría de los encargados de la limpieza se dedican a:
  • Lavar.
  • Barrer.
  • Limpiar vidrios.
  • Quitar el polvo.
  • Aspirar.
  • Pulir.
  • Encerar.
  • Ordenar.
  • Eliminar los residuos o contenedores.
  • Limpieza de albercas, tinacos y cisternas.
Realizan estas tareas en diferentes partes de los edificios donde trabajan. Por ejemplo, se dedican a limpiar:
  • Baños.
  • Áreas de trabajo.
  • Mostradores.
  • Salas de profesores.
  • Aulas de informática.
  • Almacenes de alimentos.
  • Maquinaria de fábricas.
  • Cortinas, persianas y alfombras.
  • Luces.
  • Ventanas.
  • Paredes.
  • Suelos.
  • Techos.
  • Exteriores de edificios.

Los empleados de limpieza utilizan aparatos domésticos como aspiradoras, y también grandes máquinas industriales, tales como secadores industriales, mangueras de alta presión, equipos de pulido y productos químicos diversos. Algunos lleva a cabo algunas o la mayoría de estas tareas, mientras que otros limpian una sola área, como pueden ser los baños.

Los empleados de la limpieza pueden trabajar por cuenta propia o como parte de un equipo. Es posible que tengan que trabajar en condiciones bastante sucias.

Utilizan uniformes y ropa de protección.
Perfil profesional
Un empleado de limpieza necesita:
  • Trabajar bien sin supervisión.
  • Disfrutar de la realización de tareas prácticas.
  • Conocimientos sobre la utilización de equipos de limpieza y diferentes productos.
  • Prestar atención al detalle.
  • Estar bien organizados
  • Trabajar sin para hasta dejar el trabajo terminado.
  • Trabajar bien en equipo,(si trabaja con otros encargados de la limpieza).
  • Comprender instrucciones escritas y habladas.
  • Ser honesto y responsable.
  • Estar en forma y tener resistencia, ya que deberá estar de pie durante mucho tiempo, y algunos de los equipos pueden ser pesados.

Competencias
  • Agradable.
  • Bien organizado.
  • Buena forma física.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Capaz de realizar acciones como agacharse o levantar cosas.
  • Capaz de seguir instrucciones.
  • Capaz de seguir métodos de seguridad.
  • Capaz de seguir procedimientos establecidos.
  • Capaz de trabajar bajo presión.
  • Capaz de trabajar con personas a distintos niveles.
  • Capaz de trabajar con rapidez.
  • Conocimientos sobre productos y equipamiento de limpieza y de técnicas empleadas en este tipo de trabajo.
  • Cuidadoso.
  • Discreto.
  • Dispuesto a realizar algunas tareas repetitivas y sucias.
  • Enérgico.
  • Flexible en la realización de sus tareas.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades prácticas.
  • Honesto.
  • Limpia el polvo y abrillanta.
  • Limpia y pone en orden habitaciones.
  • Lleva a cabo tareas de cuidado y limpieza general.
  • Lleva uniforme.
  • Mantiene el lugar limpio y aseado.
  • Muy meticuloso con su higiene personal.
  • Realiza turnos laborales.
  • Resistente.
  • Se asegura de que el lugar de trabajo está limpio y aseado.
  • Se encarga de poner lavadoras.
  • Selecciona las prendas que hay que lavar.
  • Sigue unos estándares estrictos de higiene, salud y seguridad.
  • Trabaja en equipo.
  • Utiliza máquinas para limpiar las prendas.