Delegado sindical

Descripción
Los delegados sindicales ayudan y apoyan a los empleados en el trabajo. Se ocupan de los intereses de los trabajadores, representando a los miembros que se enfrentan al despido, a procedimientos disciplinarios o a acciones legales. Asesoran y apoyan a los trabajadores en temas como el despido improcedente, la seguridad laboral, y la discriminación. Negocian mejores salarios y condiciones, incluido el derecho a vacaciones y el permisos correspondientes.
Actividades laborales
Los delegados sindicales asesoran a los miembros de su sindicato cuando tienen un problema en el trabajo, y los representan en las negociaciones con sus empleadores sobre temas como la seguridad laboral, salarios y condiciones, el despido y la discriminación.

Estos representantes transmiten sus puntos de vista a la dirección y a los representantes sindicales. La mayoría de los sindicatos tienen delegaciones para apoyar a las empresas locales.

Los delegados pueden viajar mucho, y a veces puede ser que necesiten pasar cortos periodos fuera de casa.

Algunos delegados ayudan a planificar la política sindical y a ponerla en práctica. El trabajo consiste en hacer frente a una amplia variedad de personas, investigar y analizar la información y organizar del tiempo de forma efectiva. Los delegados más experimentados llevan a cabo negociaciones colectivas de más importancia.

Se encargan de la planificación y organización de aquellas campañas de reclutamiento en las que puede llevarse a cabo la captación propiamente, además de instruir a los trabajadores.

Perfil profesional
Para ser delegado sindical, se necesita:

- Buenas habilidades de comunicación.
- Profundo conocimiento de la legislación laboral.
- Buenas habilidades de negociación.
- Ser capaz de entablar buena relación con los demás.
- Conocer las técnicas de gestión.
- Gran capacidad de razonamiento y análisis.
- Ser capaz de motivar, asesorar y formar a los representantes laborales.
- Carácter seguro de sí mismo y abierto.
- Ser capaz de hablar delante de grupos de personas.
- Dotes para la administración y la organización.
- Disfrutar buscando solución a los problemas.

Tiene que desear vehementemente ayudar y apoyar a los demás en el trabajo, y comprometerse a proteger sus intereses. También debe estar al día de los actuales problemas de empleo, por ejemplo, sobre las nuevas leyes para evitar la discriminación contra las personas en el lugar de trabajo debido a su edad.

Es esencial respetar la confidencialidad, ya que se tratan asuntos delicados y confidenciales.
Competencias
  • Acude a tribunales de asuntos laborales.
  • Acude con miembros del sindicato a sesiones disciplinarias en el trabajo.
  • Aptitudes para la planificación.
  • Asesora y presta soporte a miembros de sindicatos.
  • Asiste a reuniones y juntas.
  • Ayuda a filiales locales a contratar a nuevos miembros.
  • Capacidad de análisis.
  • Capacidades organizativas.
  • Capaz de entablar buenas relaciones con la gente.
  • Capaz de influir y liderar a las personas.
  • Capaz de mantener información confidencial.
  • Capaz de tomar la iniciativa.
  • Colabora en la planificación de la política de sindicatos y a ponerla en práctica.
  • Conocimientos de legislación laboral.
  • Extrovertido.
  • Habilidad para hablar en público.
  • Habilidad para la negociación.
  • Habilidad para motivar.
  • Habilidad para realizar presentaciones.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades interpersonales.
  • Habilidades para la administración.
  • Organiza y presta soporte a representantes sindicales.
  • Representa a miembros en negociaciones.
  • Seguro.
  • Viaja a diferentes sitios.