Conserje

Descripción
Los conserjes se encargan del mantenimiento y seguridad de los edificios. Pueden llevar a cabo reparaciones menores, organizar trabajos de reparación mayor, pero principalmente custodia y protege diferentes espacios, desde casas y edificios, centros comerciales, hoteles, etc.
Actividades laborales
Los conserjes cuidan de diferentes tipos de edificios. Trabajan en escuelas y en edificios, pero también en oficinas, centros comerciales, hoteles, etc.

Los conserjes suelen ser el primer punto de contacto para los inquilinos. Algunos problemas los resuelven ellos mismos, pero si no pueden, aconsejan con quién se podría contactar.

Algunos conserjes cuidan de viviendas o residencias a menor escala, como por ejemplo,  apartamentos particulares. Se aseguran de todos los materiales y equipos están en buenas condiciones para su uso.

Eso significa cerrar con llave y abrir las puertas de los edificios y los portales de entrada al recinto, todos los días. También comprueban la seguridad del edificio, aquello que es requerido y necesario para que se mantenga dicha seguridad. Si es necesario, contactará con agentes de seguridad para la protección ante casos de violencia, posibles infracciones u otros casos que sea necesaria la presencia de la autoridad, como posibles robos.

Tiene el control de la entrada y salida no solo de personas que ya conoce, sino sobretodo de aquellas que no está prevista su llegada o que no constan en una hoja de registro.

Los conserjes puede que realicen reparaciones menores. Algunos conserjes tienen que llevar el control del gasto en reservas, materiales y equipos imprescindibles, y realizar tareas de limpieza y orden general.


Perfil profesional
Para ser conserje, se necesita:
  • Poseer buenas dotes de comunicación, ya que tiene contacto con mucha gente.
  • Tener capacidad de trabajar por su cuenta sin supervisión.
  • Tener buena habilidad manual para realizar toda una serie de tareas.
  • Poseer aptitudes para resolver problemas.
  • Ser una persona bien organizada.
  • No tener miedo a "ensuciarse las manos".
  • Tener una buena condición física, ya que debe permanecer mucho de pie.
  • Sentirse cómodo trabajando tanto al aire libre como bajo techo.
  • Mostrarse flexible en el trabajo.
  • Mantener una actitud responsable, honesta y digna de confianza.

Competencias
  • Bien organizado.
  • Buena forma física.
  • Capacidades organizativas.
  • Capaz de realizar acciones como agacharse o levantar cosas.
  • Capaz de trabajar tanto solo como en equipo.
  • Confiable.
  • Conocimientos sobre productos y equipamiento de limpieza y de técnicas empleadas en este tipo de trabajo.
  • Dispuesto a realizar algunas tareas repetitivas y sucias.
  • Dispuesto a trabajar en el exterior bajo todo tipo de clima.
  • Flexible en la realización de sus tareas.
  • Habilidad para la observación.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades prácticas.
  • Honesto.
  • Inspecciona edificios.
  • Patrulla edificios y terrenos.
  • Realiza reparaciones.
  • Realiza rondas de seguridad.
  • Resistente.
  • Responsable.
  • Se asegura de que el equipo funciona correctamente.
  • Se asegura de que el lugar de trabajo está limpio y aseado.
  • Se encarga de que se realicen las reparaciones.
  • Se encarga del mantenimiento y la seguridad de los edificios.
  • Utiliza máquinas para limpiar las prendas.