Comerciante de tienda

Descripción
Los comerciantes de tienda deciden qué productos han de tener en stock las tiendas y supermercados. Se aseguran de que haya en stock y expuestos la variedad y cantidad adecuadas de productos, a fin de prever la demanda, satisfacer las necesidades de los clientes y maximizar los beneficios.
Actividades laborales
Los comerciantes de tienda deben asegurarse de que llega a las tiendas la variedad de productos apropiada y en el momento adecuado a fin de obtener las mejores ventas para la empresa. Sus funciones varían dependiendo de la empresa en la que trabajan.

Atenderán a los clientes, y cobrarán los productos que el cliente quiere comprar.

Hoy en día existen complejos métodos para controlar los patrones de stock o existencias y de compra.

Muchas compañías utilizan actualmente sistemas de punto electrónico de venta que permiten acceder y analizar la información sobre ventas de cualquier tienda de la compañía.

Esta información sirve a comerciantes, encargados de producto y encargados de compras a prever ventas y beneficios, así como a elaborar presupuestos.

Deberán tener en cuenta aspectos que fomenten más las ventas, como por ejemplo, colocar determinados productos junto a otros puede animar a la gente a comprar más.

Los comerciantes también controlan regularmente los ingresos por ventas. Así pues, examinan cada semana qué productos se venden mejor y peor en la tienda. En el caso de los que se venden mejor, deben asegurarse de que hay existencias de más, y en cuanto a los que se venden peor, han de intentar anular algunos.
Perfil profesional
Para ser comerciante minorista, se necesita:
  • Ser un comunicador eficaz.
  • Que te guste trabajar con números y hojas de cálculo.
  • Ser decidido, organizado y seguro de ti mismo.
  • Saber planificar por adelantado y tener en cuenta varios factores.
  • Ser creativo y resolutivo.
  • Pensar estratégicamente.
  • Trabajar bien bajo presión.
  • Planificar y priorizar.
  • Prestar atención al detalle.
Asimismo, es aconsejable tener:
  • Una mente analítica y lógica.
  • Habilidad para negociar.
  • Conocimientos de cómo funcionan los negocios.
  • Conocimientos de TIC.
  • Habilidad para trabajar en equipo.

Competencias
  • Analiza información de ventas anteriores.
  • Aptitudes para la planificación.
  • Capacidad de análisis.
  • Capacidad para priorizar tareas.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de pensar estratégicamente.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Capaz de tomar en consideración una amplia variedad de factores.
  • Capaz de trabajar bajo presión.
  • Creativo.
  • Decide el tamaño, el color y el tipo de stock a enviar a cada punto de venta.
  • Decisivo.
  • Destrezas en informática.
  • Elabora planos de ubicación para tiendas.
  • Emprendedor.
  • Habilidad para la negociación.
  • Habilidad para la predicción.
  • Habilidad para los negocios.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades comunicativas.
  • Le gusta trabajar con números y hojas de cálculo.
  • Organizado.
  • Realiza previsiones de ventas y beneficios.
  • Redacta informes para altos ejecutivos.
  • Se asegura de que hay en stock la variedad de productos correcta y que estos se hallan expuestos.
  • Se encarga de la gestión presupuestaria.
  • Sensato.
  • Supervisa el rendimiento de las ventas.
  • Trabaja con jefes de tienda, compradores, gerentes de producción y proveedores.
  • Utiliza sistemas informáticos.
Cursos relacionados