Ayudante de podólogo

Descripción
Los ayudantes de podólogo ayudan a los podólogos a tratar con los pacientes. Les ofrecen apoyo clínico con funciones tales como la preparación y esterilización del material, la aplicación de apósitos y el corte de las uñas de los pacientes. Los ayudantes de podólogo también desempeñan una función administrativa, por ejemplo, escriben el historial de los pacientes y coordinan el suministro de materiales.
Actividades laborales
Los ayudantes de podólogo trabajan bajo la supervisión de los podólogos, dando apoyo clínico al profesional, asegurándose de que tiene todo el equipo que necesita para tratar a los pacientes.

Durante el tratamiento del paciente, deben proporcionar el equipo y los instrumentos al podólogo, y retirarlos al final del tratamiento.

Entre paciente y paciente, los ayudantes limpian y esterilizan el equipo, para que esté listo para el siguiente paciente.

En una primera visita, los ayudantes de podólogo reciben al paciente y lo llevan a la sala de tratamiento. Asimismo, deben tranquilizarlos, por ejemplo, explicándoles el procedimiento de la visita.

Una vez en la sala de tratamiento, los ayudantes ayudan al paciente a sentirse cómodo. Lo preparan para el tratamiento, por ejemplo, limpiándole los pies.

Cuando el podólogo ya ha visitado a un paciente y evaluado su problema, el auxiliar puede realizar tratamientos sencillos, que incluyen los vendajes de los pies. También atienden a pacientes directamente, si hay que aplicarles tratamientos simples con regularidad o dar consejos.

Los ayudantes de podólogo también tienen una función administrativa; mantienen actualizados los registros de los equipos de la cirugía y los pedidos de material cuando es necesario y, redactan notas para los pacientes que el podólogo firma antes de entregárselas.

Aunque la mayor parte de su trabajo se desarrolla en clínicas locales, algunos ayudantes pueden salir de vista con el podólogo para tratar pacientes en sus domicilios.

Además, pueden adoptar más funciones del podólogo y adquirir la responsabilidad de un trabajo más especializado, como asesorar al paciente sobre los calzados más adecuados para cada caso.
Perfil profesional
Para ser asistente de podólogo son necesarias las características siguientes:
  • Mostrarse amable, atento y simpático.
  • Tener habilidades de comunicación, para tranquilizar y tratar a los pacientes.
  • Tener los conocimientos linguísticos necesarios para redactar notas.
  • Ser habilidoso para hacer tratamientos simples, como aplicar curas o cortar uñas.
  • Tener la capacidad de organizarse.
  • Tener habilidades de trabajo en equipo.

Competencias
  • Amable.
  • Aplica vendajes.
  • Aptitudes para llevar registros.
  • Aptitudes para trabajar en el servicio al cliente.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capacidades organizativas.
  • Capaz de calmar y tranquilizar a la gente.
  • Capaz de dar información.
  • Capaz de seguir procedimientos establecidos.
  • Capaz de utilizar equipo técnico.
  • Corta uñas.
  • Discreto.
  • Dispone el equipamiento en las salas de tratamiento.
  • Esteriliza instrumental.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades prácticas.
  • Lleva registros con precisión.
  • Observador.
  • Proporciona asesoramiento.
  • Recibe a los pacientes a su llegada.
  • Recibe, registra y hace pedidos de stock.
  • Sensible.
  • Trabaja en equipo.