Agente inmobiliario

Descripción
Los agentes inmobiliarios se encargan de organizar la venta de propiedades. Las empresas de los agentes inmobiliarios pueden especializarse en propiedades residenciales, comerciales, industriales o agrícolas, y también pueden trabajar en el alquiler y gestión de propiedades.
Actividades laborales
Las empresas de los agentes inmobiliarios pueden especializarse en propiedades residenciales, comerciales, industriales o agrícolas. Los agentes inmobiliarios trabajan con clientes que quieren vender propiedades (los vendedores) y los que quieren comprarlas (compradores).

Son los encargados de organizar la venta de propiedades. Muchos también ofrecen servicios de gestión de propiedades.

Los agentes inmobiliarios especializados en propiedades residenciales controlan la venta y compra de casas y apartamentos. Sin embargo, también pueden coordinar la venta y compra de espacios, hoteles y casas de huéspedes, y la gestión del alquiler de propiedades.

Los dedicados a la parte comercial de bienes trabajan con una amplia gama de propiedades, incluyendo oficinas, comercios y lugares de ocio.

Los especializados en la oferta industrial, trabajan con fábricas, máquinas e instalaciones, mientras que los agentes especializados en bienes agrícolas lo hacen con explotaciones agrícolas y maquinaria agrícola.

Además, recopilan información acerca de la propiedad, evalúan su valor de mercado actual, toman fotografías y preparan los detalles de venta. El valor de una propiedad depende de las características de esta, como el tamaño, el año de construcción y las condiciones en las que se encuentre.

Los agentes inmobiliarios residenciales también deben considerar otros factores, como por ejemplo si la propiedad tiene garaje o jardín, o los servicios locales cercanos, tales como tiendas, centros deportivos, escuelas y transporte público.

Las transacciones de propiedades comerciales son similares a las residenciales, aunque por lo general implican grandes sumas de dinero, unas negociaciones más complicadas y un mayor conocimiento técnico. Existen diversos factores que se tienen en cuenta cuando se trabaja con valores, como por ejemplo, la posibilidad de aparcamiento, y la infraestructura de carreteras y ferrocarril.

La mayoría de los agentes inmobiliarios también actúan como negociadores entre compradores y vendedores. Ayudan a los compradores a decidir qué quieren comprar, asesoran sobre la cantidad de dinero que pueden pedir prestado, se aseguran de que se pacte un precio aceptable tanto para el comprador y el vendedor, y organizan la transacción.


Perfil profesional
Un agente inmobiliario debe:
  • Ser comprensivo y paciente, ya que la compra y venta de propiedades puede resultar estresante para ambas partes.
  • Mostrar confianza y las habilidades necesarias para fomentar las ventas.
  • Tener un trato amable y cordial, para que los clientes, que van a gastar mucho dinero, se sientan a gusto y confiados.
  • Tener buena presencia.
  • Tener un buen nivel de matemáticas.
  • Mantenerse al día con los cambios legales en la industria.
La licencia de manejo resulta útil, ya que los agentes inmobiliarios tienen que visitar las propiedades y los clientes.
Competencias
  • Aptitudes para negociar.
  • Capacidad para formular preguntas relevantes.
  • Capacidades organizativas.
  • Capaz de entablar buenas relaciones con la gente.
  • Capaz de trabajar sin supervisión.
  • Capaz de tratar con personas difíciles o demandantes.
  • Destrezas en informática.
  • Evalúa el valor de mercado de propiedades.
  • Habilidad para el manejo.
  • Habilidad para la investigación.
  • Habilidad para los números.
  • Habilidad para vender.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades sociales.
  • Licencia de manejo completa.
  • Negocia precios con los clientes.
  • Organiza la venta de propiedades.
  • Paciente.
  • Promueve ventas.
  • Reúne información sobre propiedades.