Farmacéutico

Descripción
Los farmacéuticos que trabajan en una farmacia ofertan y venden medicamentos al público, venden medicamentos con receta y aquellos que son de venta libre, así como otros productos. Además, dan consejos sobre el uso adecuado de este.
Actividades laborales
Los farmacéuticos suministran y venden medicamentos con receta y medicamentos de venta libre en una farmacia, o en el departamento de farmacia de un supermercado.

Se encargan de reponer los productos en los estantes, verificando su orden y posición teniendo en cuenta la organización previa. Además de disponerlos ordenadamente, deberá etiquetar los productos con la correspondiente información.

Ofrecen asesoramiento a los clientes sobre cómo tomar los medicamentos y sus posibles efectos secundarios. Los farmacéuticos también ofrecen asesoramiento sobre una amplia gama de problemas de salud, como alimentación saludable, planificación familiar, higiene bucal, entre otros. Pueden proporcionar papeles informativos de forma gratuita, dando a conocer temas específicos.

Los farmacéuticos utilizan su experiencia para decidir cuándo un cliente debe ponerse en contacto con el médico que le prescribió la receta.

Puede investigar si la dosis prescrita a un cliente de la farmacia es correcta, o averiguar, mediante preguntas, si el cliente está tomando otro medicamento que pueda interactuar peligrosamente con el medicamento prescrito.

A veces, los farmacéuticos pueden remitir a los clientes a su médico después de determinar sus síntomas.

La mayoría de los medicamentos llegan a las farmacias ya preparados para su venda, aunque a veces, los farmacéuticos se encargan de mezclar ingredientes para hacer pastillas, cápsulas, polvos y cremas, pero esta es solo una pequeña parte de su trabajo.

Sin embargo, el farmacéutico puede necesitar preparar algunos medicamentos en la farmacia, por ejemplo, cuando el paciente necesita una fórmula específica. Para ello, se encargará, previa y posteriormente, de la limpieza de los utensilios utilizados para la preparación del medicamento.

Por lo general, las farmacias también venden otros bienes, tales como perfumes, cosméticos y productos de cuidado para bebés.

El farmacéutico, por lo tanto, puede estar involucrado en funciones más amplias de la gestión de venta. Esto incluye la supervisión y formación de asistentes de ventas para dar un servicio eficaz y un asesoramiento adecuado a los clientes, así como tareas de comercialización de productos, mantenimiento de registros de existencias, pedidos de productos nuevos y contabilidad.

Muchos farmacéuticos utilizan las computadoras para realizar tareas como el control de inventarios, el mantenimiento de registros de los pacientes las etiquetas y el pedido de productos. Llevan registros informáticos precisos que dan soporte y facilitan el trabajo de los médicos.

Los farmacéuticos ofrecen cada vez más controles básicos de salud.

Las funciones del farmacéutico comunitario se están expandiendo. Ahora pueden controlar casos clínicos de asma, diabetes, obesidad y otros tratamientos.

Algunos farmacéuticos se dedican a entregar medicamentos y otros productos para la población local.

Los medicamentos modernos están estrictamente controlados debido a su potencia y a la posibilidad de que puedan utilizarse de forma indebida. El farmacéutico, por lo tanto, tiene que estar al día sobre las leyes y los códigos profesionales de conducta.
Perfil profesional
Para ser farmacéutico y trabajar en una farmacia se necesita:
  • Conocimiento científicos profundos.
  • Un enfoque exhaustivo y metódico del trabajo, y poner atención a los detalles cuando durante la preparación de recetas y medicamentos.
  • Habilidades de comunicación para explicarse con claridad. Da consejos sobre medicamentos y también sobre temas de salud en general, tales como sobre alimentación saludable, higiene bucal, planificación familiar y otros casos.
  • La capacidad de tranquilizar a los clientes, ya que algunos pueden estar inquietos o confundidos.
  • Mantenerse al día sobre los nuevos avances en medicamentos, y las cuestiones jurídicas respecto al abuso o mal uso de algunos productos farmacéuticos.
  • El tacto y la discreción.
Las habilidades empresariales y de gestión son necesarias para la mayoría de los trabajos como farmacéuticos.
Competencias
  • Amable.
  • Aptitudes para dirigir.
  • Aptitudes para la supervisión.
  • Aptitudes para redactar informes.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de calmar y tranquilizar a la gente.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Conocimientos de contabilidad.
  • Deriva a pacientes a otros especialistas médicos.
  • Dirige un consultorio.
  • Discreto.
  • Empático.
  • Emprende y lleva su propio negocio.
  • Entrega medicamentos y otros productos a la comunidad local.
  • Establece y mantiene buenas relaciones con clientes y usuarios.
  • Gestiona el stock de medicamentos y realiza pedidos.
  • Habilidad para la venta al menudeo.
  • Habilidades informáticas.
  • Informa a los pacientes sobre cómo tomar los medicamentos.
  • Lleva una farmacia de barrio.
  • Meticuloso.
  • Metódico.
  • Mezcla ingredientes para elaborar medicamentos.
  • Mide el nivel de colesterol.
  • Receta medicamentos.
  • Sensible.
  • Supervisa a uno o más técnicos farmacólogos.
  • Utiliza el Servicio de Receta Electrónica para dispensar medicamentos.
Cursos relacionados