Asesor fiscal

Descripción
Los asesores fiscales prestan asesoramiento sobre cuestiones fiscales a empresas y particulares. Examinan la situación económica del cliente, calculan el nivel de impuestos que le corresponde y buscan vías legales para reducir su factura tributaria.
Actividades laborales
Los asesores fiscales prestan asesoramiento a particulares y empresas en cuestiones fiscales. Se mantienen al día sobre los cambios producidos en la legislación tributaria y explican a los clientes esas leyes y complejos regímenes tributarios.

Además, después de examinar las circunstancias financieras del cliente, preparan la documentación necesaria, como registros, inventario, cuentas bancarias, etc. Aconsejan sobre las formas legales de tributación y se mantienen en contacto con el cliente.

Los asesores fiscales también analizan la contabilidad financiera detallada y examinan las actividades financieras generales de los clientes. Prestan asesoramiento sobre las consecuencias tributarias de la planificación financiera, la estrategia de negocios o las operaciones financieras.

Pueden evaluar la fiscalidad internacional para empresas que comercian con compañías de otros países.

En el caso de las auditorías, se encarga de formular informes de aquellas que han sido ya realizadas, además de valorar y analizar los resultados obtenidos en ellas.
Perfil profesional
Para ser asesor de impuestos, se requiere:
  • Ser capaz de comunicarse bien, a fin de explicar en lenguaje sencillo cuestiones complicadas.
  • Comprender y analizar grandes cantidades de información.
  • Ser organizado y lógico.
  • Disfrutar solucionando problemas.
  • Tener un alto nivel de conocimientos matemáticos.
  • Tener habilidades de TIC.
  • Estar seguro de uno mismo, discreto y diplomático.
  • Tener un amplio conocimiento del mundo de los negocios.

Competencias
  • Asesora al cliente sobre maneras legales de reducir impuestos.
  • Ayuda a individuos y compañías a pagar la cantidad justa de impuestos.
  • Capaz de analizar información.
  • Capaz de dar información compleja de un modo directo.
  • Destrezas en informática.
  • Diplomático.
  • Discreto.
  • Explica fiscalidad y sistemas fiscales complejos a los clientes.
  • Hábil para la aritmética.
  • Habilidad para los negocios.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Negocia con autoridades tributarias.
  • Organizado.
  • Prepara declaraciones de renta.
  • Realiza análisis en materia de fiscalidad internacional para los clientes.
  • Seguro.
  • Sensato.
Cursos relacionados